top of page
  • Cooperativa Textiles Pigüé

En Villa Mercedes, otro ejemplo de la autogestión al servicio del trabajo y la inclusión

Incremento constante de la producción mensual, crecimiento sostenido de la demanda y el reconocimiento de vecinos y vecinas que consumen sus productos, duplicación de puestos de trabajo, proyectos de más desarrollo ya en marcha. Son datos que dan cuenta de lo logrado en apenas tres años por la Cooperativa 20 de Julio y “un ejemplo de esos que hacen falta”, sostuvo Francisco Martínez, Director de la Cooperativa de Trabajo Textiles Pigüé (CTTP).

Invitado por la 20 de Julio, el “Manteca” participó de diversas actividades y reuniones llevadas a cabo desde el jueves al sábado pasado en la ciudad de Villa Mercedes, provincia de San Luis. Allí, en la esquina de avenida 25 de Mayo y Juan Llerena, está la sede principal de la que fuera la empresa de panificación Las Camelias, que comenzó a ser recuperada a través de “la 20” al cabo de un proceso de incumplimientos salariales y despidos al que trabajadoras y trabajadores respondieron con medidas de fuerza primero y la toma de las instalaciones para la reactivación de la producción, a mediados de 2020.

“Son un ejemplo de esos que hacen falta para seguir convidando a la recuperación de empresas y a la autogestión, a la creación de trabajo, a la recuperación y conquista de derechos, a la construcción de comunidad organizada”, completó Martínez respecto de “la pana(dería)” recuperada en Villa Mercedes, donde el jueves a la tarde brindó una charla acompañado por Manolo Robles, coordinador del área de Comunicación de la CTTP y también integrante de la cooperativa de prensa rosarina La Masa.

El viernes a la mañana, fue tiempo de una reunión en la sede del municipio local con autoridades de la Secretaría de Producción. Luego hubo un encuentro con delegados sindicales de la empresa Tyrolit, de la capital puntana; y a la tarde una visita a los trabajadores en conflicto de la empresa Dánica, que se reiteró el sábado a la mañana.

“Todo esto a lo que nos invitaron y hacen las compañeras y compañeros de la 20 de Julio es lo que creemos que hay que hacer, siempre compartiendo y aprendiendo: generar economía produciendo responsablemente y con inteligencia, vincularse con la comunidad y el Estado en favor de la inclusión de los que falta incluir y acompañar a trabajadoras y trabajadores en conflicto contándoles que la autogestión es un camino posible para sostener fuentes de trabajo y derechos básicos cuando las patronales no lo garantizan”, resaltó Martínez, al tiempo que agradeció “la calidez y la fraternidad” de las asociadas y asociados de la cooperativa mercedina, para quienes la CTTP es una referencia que valoran.

“Su ejemplo, su historia y solidaridad nos invitan a convertir los sueños en realidad. Nuestra admiración es inmensa y fraternal la unión que hace años fogoneamos”, afirmaron desde la 20 de Julio a través de sus redes sociales, para indicar luego que las jornadas compartidas con el Director de Textiles Pigüé redondearon “una de las semanas más importantes para la Cooperativa, donde pudimos tener momentos de aprendizaje a través de la historia de una de las empresas autogestionadas más importantes de nuestro país”.

“¡Otra Economía es posible! Ya somos 38 familias y debemos en un periodo no mayor a dos años ser 100 familias que integremos a la 20 de Julio con un trabajo digno. ¡Depende de nosotros y vamos a lograrlo!”, remarcaron también, para finalmente apelar a la premisa que desde Textiles Pigüé se manifiesta periódicamente, cada vez que las trabajadoras y trabajadoras de la autogestión lo confirman desde sus historias de luchas y crecimientos: “¡Lo mejor está por venir!”.







Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page